Dexeus, salud de la mujer
Bienvenidos a Dexeus.com | Un nuevo concepto en portal de salud
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Youtube Síguenos en Pinterest
Català
 
Información médica / Medicina de la Reproducción / La esterilidad
La esterilidad
‹‹ anterior

Factores masculinos

En el varón la función reproductora requiere una función sexual (erección y eyaculación) y una función espermática (espermatozoides) normales.

La esterilidad en el hombre, en general, está relacionada con:

  • Un defecto en la producción de los espermatozoides (disminución de la cantidad y/o calidad de los espermatozoides).
  • Con una obstrucción de la vía seminal.
  • Imposibilidad mecánica para depositar semen en el fondo de la vagina durante el coito (impotencia eréctil, ausencia de eyaculación).

Las causas de esterilidad en el hombre son múltiples. Para entenderlas mejor, se dividen en cuatro grupos:

  • Pre-testiculares.
  • Testiculares.
  • Post- testiculares.
  • Problemas de eyaculación.

Causas pre-testiculares

En este grupo se encuentran los problemas del sistema de regulación hormonal, que son responsables de aproximadamente el 10% de los casos de esterilidad masculina. 

Las enfermedades que afectan al hipotálamo o a la hipófisis conllevan un déficit de hormonas gonadotropinas que condicionan una escasa producción de espermatozoides (oligozoospermia) o una ausencia de producción (azoospermia).
A esta condición hormonal se le conoce como hipogonadismo hipogonadotrófico, y puede resolverse mediante administración de tratamiento hormonal sustitutivo con gonadotropinas.

Causas testiculares

El mal funcionamiento del propio testículo en la producción de espermatozoides es la más frecuente, representando un 55% de los problemas de esterilidad en el hombre.

Para poder responder adecuadamente al estímulo hormonal, el testículo debe ser capaz de generar espermatozoides; si por alguna razón la espermatogénesis está afectada o dañada, la respuesta estará disminuida.

Este problema se puede deber a una gran variedad de causas entre las que se encuentran:

  • Síndrome de Klinefelter (enfermedad hereditaria).
  • Falta de descenso de uno o ambos testículos al nacimiento (congénita), sobre todo si no se diagnosticó y corrigió el problema dentro de los los primeros años de vida.
  • Varices de las venas del testículo (varicocele).
  • Infección del testículo (orquitis) por paperas (parotiditis) o por bacterias en infecciones de vías urinarias.
  • Golpes y heridas que lesionen gravemente los testículos (traumatismo).
  • Exposición a calor excesivo.
  • Uso de drogas que dañan las delicadas células que forman los espermatozoides (alcohol, drogas de abuso).
  • Exposición a radiación o a agentes quimioterápicos para tratamiento de problemas oncológicos (cáncer).
  • Enfermedades sistemáticas como insuficiencia renal o hepática.

  Por tanto el tratamiento y las probabilidades de curación son muy variables de acuerdo con el origen del problema. 

Causas post-testiculares

Representan el segundo grupo más frecuente de causas.

Se refieren principalmente a aquellos problemas de obstrucción de los conductos por donde los espermatozoides son llevados hasta las vesículas seminales donde se unen al líquido seminal y de allí pasan a la uretra a través de la próstata para dar lugar al semen. 

Estas obstrucciones pueden ser debidas a:

  • Malformaciones congénitas.
  • Infecciones.
  • Cirugía (post-vasectomía).
  • Traumatismos.

Otras causas post-testiculares son los desórdenes en la movilidad o función del espermatozoide, los cuales se clasifican en:

  • Congénitos, como en los de la cola del espermatozoide que ocasionan poca o nula movilidad del mismo (por ejemplo, en el síndrome de los filamentos inmóviles o síndrome de Kartagener).
  • Adquiridos, como cuando después de reversión de la vasectomía, se presenta disfunción del epidídimo y no se activa la movilidad de los espermatozoides o no se completa su maduración, o cuando por infección, cirugía o traumatismo se rompe la barrera hemato(sangre)-testicular y se producen anticuerpos contra los espermatozoides, que afectan a su función y disminuyen su capacidad de fertilizar.

Problemas de eyaculación

Dentro de los trastornos de eyaculación, el más frecuente es la eyaculación retrógrada, es decir, que el semen en lugar de dirigirse hacia el exterior se va hacia atrás, a la vejiga, imposibilitando la descarga dentro de vagina y la consiguiente posibilidad de embarazo.

Se presenta en padecimientos neurológicos como lesiones de columna, en diabéticos con neuropatía diabética o por cierto tipo de medicamentos.



‹‹ anterior