Ginecología / Histeroscopia diagnóstica

¿Qué es?

En la actualidad la histeroscopia diagnóstica es una exploración rutinaria dentro de la ginecología.

Se realiza en consulta de forma ambulatoria, sin necesidad de anestesia ni preparación adicional alguna y su duración media es de 2 a 3 minutos.

 Visión del interior del útero por histeroscopia

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Visión del interior del útero por histeroscopia

La histeroscopia diagnóstica consiste en la exploración directa del interior del útero de forma que se obtiene una información que no siempre puede ser proporcionada de forma fiable por otras exploraciones externas como el examen físico, la ecografía o la radiología.
 

La utilización de esta técnica con fines diagnósticos por equipos con experiencia en el manejo de las misma, asegura el máximo rendimiento y fiabilidad en la interpretación de las imágenes, minimizando, a su vez, el riesgo de complicaciones.

¿Cuándo está indicada?

Las indicaciones de la histeroscopia diagnóstica incluyen mujeres con alteraciones menstruales (reglas abundantes o pérdidas entre menstruaciones), con problemas de esterilidad o infertilidad, y cuando otros exámenes, como la ecografía ginecológica, la citología o la biopsia de endometrio, orientan hacia una patología en esa localización.

Los hallazgos más habituales son:

  • los pólipos.
  • los miomas o fibromas intrauterinos.
  • las malformaciones uterinas, como el útero septo o tabicado .
  • la hipertrofia o crecimiento exagerado del endometrio, causante de menstruaciones excesivas .

Visión de un pólipo por histeroscopia

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Visión de un pólipo por histeroscopia
 

Visión de septo uterino por histeroscopia

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Visión de septo uterino por histeroscopia

Visión de hipertrofia uterina por  histeroscopia

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Visión de hipertrofia uterina por histeroscopia

¿Cómo se realiza?

Consiste en la introducción de una pequeña óptica de 3-4 mm de calibre a través de vagina y del cuello uterino.

Técnica  de realización de la histeroscopia

Técnica de realización de la histeroscopia

Con la óptica se inspecciona la forma del interior del útero y la capa menstrual (endometrio). Simultáneamente se va administrando suero líquido (suero fisiológico) por la vaina que recubre el instrumento con el fin de expandir la cavidad y limpiarla de moco y/o restos endometriales para favorecer la visibilidad. Debe practicarse siempre fuera de la menstruación y evitarse el embarazo en ese ciclo.

Si la técnica se ha realizado correctamente y sin complicaciones, la imagen que ofrece la cavidad es muy buena y de gran ayuda para el diagnóstico. Una de sus grandes ventajas es que permite la toma de biopsias dirigidas para el estudio microscópico de la zona más representativa de la mucosa endometrial. La cámara de vídeo permite que paciente y médico puedan ir comentando la prueba a través de un monitor de televisión.

Preparación

La histeroscopia diagnóstica no requiere de preparación especial alguna.

Normalmente la histeroscopia se programa en la segunda mitad del ciclo, aproximadamente a partir de 20º día desde el comienzo de la regla.

Después de la prueba

Tras la exploración, sólo se perciben leves molestias similares a un dolor menstrual ligero.

Después de la exploración conviene que la paciente se quede estirada durante 5 o 10 minutos. La mujer es capaz de realizar vida absolutamente normal desde la finalización de la misma.

Información Asistencial

La mayoría de las aseguradoras médicas dan cobertura a esta prueba previa autorización. En el momento de solicitar hora podrán informarle de la cobertura de su mutua y de los trámites a seguir.

En nuestro Centro puede disponer del informe de la prueba el mismo día de la exploración.