Pedir hora

Pide hora

93 227 47 27

O rellena este formulario
y te llamaremos lo antes posible

*Campos obligatorios
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que eres una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes de spam.
Image CAPTCHA
Escribe el código que ves en la imagen

Se encuentra usted aquí

Madre a los 40, sí, pero sabiendo a lo que se enfrenta | El País

elpais.com

 

 

En la actualidad, las mujeres cada vez deciden ser madres más tarde. Es más, según los últimos datos, las mujeres en España  tienen 30 años de media al tener su primer hio. Pero hay algunas que esperan más. Mujeres que tras conseguir una estabilidad emocional, laboral y personal deciden dar el paso, y se encuentran con 40 años, con una reserva ovárica en mínimos y con una mayor probabilidad de problemas para el futuro del bebé. Pero no les importa, quieren ser madres, ¿son conscientes de a qué se enfrentan?

Anna Veiga y sus colegas, del centro Dexeus Mujer, Departamento de Obstetricia, Ginecología y Medicina de la Reproducción del Hospital Universitario Dexeus, han decidido plasmar en un nuevo libro, titulado Ser madre a los 40 (y más allá) los pros y contras de esta decisión, tratados desde un punto de vista científico y médico. Y así informar con rigor y sin dramas sobre las posibilidades reales de estas mujeres para tener un hijo sano y eliminar la falsa creencia de que la medicina moderna va a resolver, gracias a las técnicas de reproducción asistida, el problema que el paso del tiempo ha creado. Mujeres que psicológicamente están más que preparadas, pero en las que su cuerpo es posible que no responda cómo y cuándo ellas desean.

Aunque a los autores nos le gusta hablar de reloj biológico, es un hecho probado médicamente de que las mujeres a partir de los 35 años empiezan a perder de forma progresiva el potencial reproductivo. “Y tenemos que ser conscientes de esto desde el punto de vista biológico, de que a lo mejor no se está tan bien preparado para tener un hijo como cuando teníamos entre 25 y 35 años. Por ejemplo, nuestra reserva ovárica está bajo mínimos y los óvulos son de peor calidad, el embarazo natural es más difícil de conseguir y los tratamientos de fecundación in vitro son menos eficaces, bajando hasta un 15% - 18% su efectividad entre las mujeres de 40 y 41 años”, explica por teléfono Veiga. Esto provoca que estas mujeres se enfrenten a una mayor tasa de abortos. Más edad, más pérdidas de bebés. “La solución en estos casos sería usar óvulos donados, con buenos resultados en estos casos”, añade la experta.

Lo que tienes que saber si decides ser madre a los 40

  • Ser consciente de que tienes el tiempo en tu contra
  • De que tu reserva ovárica es menor
  • De que es fundamental tener toda la información para que la mujer afronte un proceso que en principio no es fácil. No dudar en preguntar.
  • De que hay más probabilidades de que el futuro bebé pueda tener alguna anomalía, pero que gracias a la ciencia ahora se puede prever y actuar en consecuencia
  • De que tendrá más complicaciones en el embarazo, partiendo de la premisa de que este no es una enfermedad, con el aumento de la edad se pueden producir con mayor incidencia los abortos espontáneos. El apoyo psicológico puede ser una buena herramienta para afrontar el proceso. A partir de la semana 12 este riesgo disminuye
  • Es necesario prever todas las posibles complicaciones que puedan surgir, desde la fecundación hasta el parto, lo que ha mejorado mucho con los avances científicos y médicos.

La importancia de la educación sexual desde niñas

Uno de los problemas fundamentales en relación con el éxito de quedarse embarazada con 40 años o más, es la reserva ovárica. Para Veiga, es imprescindible que las niñas y mujeres jóvenes reciban una correcta educación sexual en este sentido. “Si educamos a las jóvenes de 15 años, por ejemplo, a que sean conscientes de que los óvulos son finitos, a lo mejor podrían tomar medidas, para que una vez se encuentren preparadas para ser madres puedan serlo de sus propios óvulos”, explica la experta. El contrapunto a todo esto es el precio de una de las opciones que pueden facilitar lo anteriormente expuesto: la congelación de óvulos. “Con este libro queremos que las mujeres que deciden quedarse embarazadas a estas edades sean conscientes de los pros y contras a los que se tienen que enfrentar, con qué recursos cuentan y que estamos aquí los profesionales para acompañarlas en el proceso. Con lo que se tienen que quedar es: Madre con 40 años, sí, pero sabiendo a qué atenerse”, concluye la experta.

Menú principal

Idiomas