La cirugía laparoscópica no aumenta el riesgo de contagio de la COVID-19 para el personal sanitario

La cirugía laparoscópica no aumenta el riesgo de contagio de la COVID-19 para el personal sanitario

La pandemia actual de la enfermedad por coronavirus ha tenido un gran impacto en el sistema sanitario y los epidemiólogos han demostrado que el riesgo de mortalidad cuando se tratan enfermedades infecciosas es mayor si el personal médico trabaja bajo presión. Por este motivo es fundamental reducir al máximo el riesgo de contagio en el caso de los profesionales que deben tratar a pacientes afectados por COVID-19. En este aspecto, preocupa que algunas intervenciones, como la cirugía laparoscópica supongan un mayor riesgo de contagio frente a las cirugías abiertas.

Por esta razón, un grupo de investigadores de diversos centros, entre los que se incluye el Dr. Pere Barri Soldevila, coordinador de la Sección Quirúrgica y Director de Departamento de Dexeus Mujer, ha realizado una revisión de la literatura científica con el fin de describir las posibles vías de contaminación y los riesgos de contagio a los que puede estar expuesto el personal que brinda atención médica, y también ha recogido la opinión de expertos sobre la realización de cirugía laparoscópica en pacientes infectados por COVID-19. La investigación se realizó a partir de la información que consta en las bases de datos de PubMed, CINAHL, y Embase, añadiendo a estas los resultados de otros informes científicos. La investigación, además, no solo incluyó datos relativos a la COVID-19 sino que también incluyó otros estudios sobre contaminación vírica.

En total se recogieron 267 artículos de texto completo. Finalmente, se utilizaron 84 artículos, de los cuales 14 abordaban el tema del síndrome respiratorio agudo severo coronavirus 2 (SARS-CoV-2). Ocho artículos evaluaban el valor agregado de realizar la intubación en un quirófano de baja presión, principalmente basados en la experiencia del brote de SARS en 2003. Trece artículos detallaron los riesgos de la intubación para los proveedores de atención médica y el SARS-CoV-2, y 19 artículos estudiaban esta misma situación con otros agentes víricos.

Los resultados demuestran que la intubación y la extubación son procedimientos de alto riesgo para los profesionales de la salud y que se necesita un equipo que brinde la máxima protección en estos casos. En cambio, hay poca evidencia en relación al riesgo real de contagio de los profesionales sanitarios durante la laparoscopia en sí, y también en relación a la presión positiva en quirófano, el humo producido en la cirugía, el C02 que sale del abdomen al retirar los trócares o al extraer piezas. Sin embargo, cada día se publican nuevos estudios por lo que es posible que estas observaciones cambien. No obstante, no parece haber ninguna razón para abandonar la cirugía laparoscópica en favor de la cirugía abierta. Sin embargo, los riesgos no deben subestimarse, por ello los autores concluyen que la cirugía debe realizarse en pacientes con COVID-19 solo cuando sea necesario, y los proveedores de atención médica deben asegurarse la mayor protección en estos casos, tanto para sí mismos como para el resto del equipo, y realizar la cirugía en un entorno seguro y protegido.

Estudio de referencia:

COVID-19 and Laparoscopic Surgery: Scoping Review of Current Literature and Local Expertise

JMIR Public Health Surveill; 2020 Jun 23;6(2):e18928. doi: 10.2196/18928

Pide hora

93 227 47 27

O rellena este formulario
y te llamaremos lo antes posible

Quiero estar informada/o sobre las últimas novedades de Dexeus Mujer y recibir la newsletter:
Si necesitas más información, contacta con nuestro Servicio de atención al paciente.