Pedir hora

Pide hora

93 227 47 27

O rellena este formulario
y te llamaremos lo antes posible

*Campos obligatorios
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que eres una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes de spam.
Image CAPTCHA
Escribe el código que ves en la imagen

Se encuentra usted aquí

Siete claves para congelar el esperma

 

abc.es

La vitrificación de los óvulos y el esperma se convertido en una solución para muchas personas que por razones laborales o por una enfermedad necesitan postergar la llegada de los hijos. Incluso gandes multinacionales ofrecen desde hace algunos años a sus empleados la financiación de estas técnicas como una medida para retener el talento. El último en anunciar su intención de recurrir a la vitrificación ha sido Pau Gasol, como una medida de prevención ante el riesgo de contagio del virus zika en los próximos Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

¿En qué consiste la técnica?

En enfriar y conservar el semen en nitrógeno líquido (a -196ºC) de forma que puede ser almacenado sin límite de tiempo. Para ello, el paciente debe entregar la muestra de semen en el laboratorio antes de una hora tras la eyaculación y en las condiciones indicadas por el laboratorio.

En el laboratorio, la muestra se valora para confirmar que puede ser congelada y en función de su calidad se aconseja acerca del número de muestras que debe entregar el paciente para disponer de suficiente cantidadde espermatozoides congelados para su uso reproductivo posterior.

El semen se mezcla con un medio de congelación que contiene una serie de moléculas llamadas crioprotectores, cuya función es proteger a losespermatozoides de la congelación y permitir que sobrevivan a ella. Posteriormente la mezcla se enfría hasta llegar a -196ºC y en ese momento ya se puede almacenar en los tanques de nitrógeno líquido.

¿En qué situaciones se recomienda al paciente que congele su propio semen?

Cuando el paciente se dispone a empezar un tratamiento que reduzca o anule su fertilidad, como el caso de tratamientos oncológicos, cirugía testicular o vasectomías. Su calidad seminal muestra un proceso de empeoramiento que hace pensar que en el futuro no podrá disponer de una muestra válida para la reproducción. También puede acudir a esta técnica un paciente que crea que puede tener problemas en aportar una muestra de semen el día deltratamiento reproductivo ya sea por bloqueo psicológico o por incompatibilidad de horarios.

¿Cuánto duran las muestras congeladas?

En principio la muestra se puede conservar en nitrógeno líquido por tiempo indefinido y continuar siendo apta para la fecundación. Para que esto sea posible, los espermatozoides son protegidos con un medio crioprotector que permite la durabilidad de las muestras congeladas en nuestra clínica de fertilidad. Se han llegado a obtener embarazos con muestras que llevaban hasta 15 años congeladas.

¿Cuál es la mejor edad para congelar el semen?

No existe una edad determinada a la que se puede congelar semen, para poder realizar una congelación espermática es importante que exista una buena calidad seminal. Si la muestra lo permite, se puede preservar, la edad del varón en el momento de la congelación no es relevante.

¿Y en el caso de la mujeres hay una edad límite?

La directora médica de Amnios in Vitro Project, Marian Chávez, explica que la mejor edad para vitrificar los óvulos es antes de los 35 años. «Los óvulos de una mujer de 25 años tiene una fecundidad del 25%, mientras que a los 40 años baja al 7%», recuerda el Dr. Buenaventura Coroleu, jefe del servicio de Medicina de la Reproducción del centro especializado Dexeus. Una mujer de 41 años puede estar magnífica de salud pero sus ovarios pueden tener muy poca fertilidad, añade.

La calidad del semen empeora a partir de los 50-55 años, pero no tan radicalmente como en el caso de los óvulos.

Las clínicas han consensuado además que los 50 años es la edad límite para practicar a una mujer alguna técnica de reproducción asistida. «Hemos puesto ese límite por las complicaciones que pueden surgir durante el embarazo si se produce más allá de esa edad», explica Chávez.

¿En el caso de las mujeres tiene alguna desventaja la vitrificación de los óvulos?

La única pega, y hay que dejarlo claro, es que después quizás no todos los óvulos aguantan el proceso de descongelación. La congelación no garantiza al 100% el embarazo, explica Coroleu.

¿Cuánto puede costar el proceso?

Los óvulos se extraen con un proceso de estimulación ovárica. Lo ideal es conseguir unos 12-15 óvulos, pero depende de la edad. Un tratamiento cuesta entre 2.400 y 3.200 euros. A esto hay que añadir el coste de mantenimiento de los óvulos durante el tiempo que permanecen vitrificados: unos 150 euros bianuales, pero puede variar según la clínica. En el caso del semen, el tratamiento es mucho más fácil y económico, pues puede costar unos 300 euros.

Menú principal

Idiomas