Categoría: Reproducción asistida

Dexeus Mujer impulsa la primera revisión sistemática de los tratamientos de estimulación ovárica en programas de ovodonación

Desde su introducción en 1980, la donación de ovocitos es un tratamiento de reproducción asistida cuya demanda ha ido en aumento. La elección del tratamiento de estimulación ovárica que se realiza a las donantes de óvulos es esencial para optimizar los resultados, pero también, y aún más importante, para garantizar la máxima seguridad a las donantes.

Por este motivo, la Dra. Francisca Martínez, ginecóloga de Dexeus Mujer, ha impulsado un estudio que realiza, por primera vez, una revisión sistemática de la literatura científica con el fin de analizar los tratamientos de estimulación ovárica incluidos en los programas de ovodonación, analizando cuatro aspectos clave: la evaluación previa de cuál puede ser la respuesta de la donante, la planificación del tratamiento de estimulación, el control del riesgo del síndrome de hiperestimulación ovárica u otras complicaciones, y las diferencias obtenidas entre el uso de embriones en fresco o vitrificados.

Tras analizar un total de 57 trabajos, a partir de 191 preseleccionados, los autores afirman que la estimulación ovárica en ovodonación es un procedimiento seguro con una tasa de hospitalización muy baja tras la punción. Actualmente, además, ya no es necesario sincronizar a la donante con la receptora de los óvulos, gracias a la posibilidad de vitrificar los ovocitos. Además, los resultados en cuanto a la tasa de embarazo en las receptoras son similares en ambos casos.

Asimismo, la utilización de la descarga con Agonistas de GnRH para la maduración final de los ovocitos debe ser el tratamiento de elección o referente en todas las donantes, tanto por los buenos resultados que ofrece en cuanto a la obtención de ovocitos como porque elimina prácticamente el riesgo de que se produzca el síndrome de hiperestimulación ovárica (SHO). Además, también ofrece buenos resultados en la tasa de embarazo en las receptoras.

Para finalizar, los autores apuntan que esta actualización podría ser útil también en el abordaje de los tratamientos de estimulación ovárica para preservar la fertilidad en mujeres menores de 35 años, debido a que el target es similar al de las donantes. No obstante, indican que es necesario realizar más investigaciones en el ámbito de los protocolos que deben seguir los tratamientos de estimulación ovárica en los programas de ovodonación, especialmente en cuanto a la seguridad a largo plazo de los recién nacidos, la contracepción efectiva durante la estimulación y la satisfacción en cuanto al tratamiento.

Esta investigación ha sido publicada en Human Reproduction Update, la revista científica  de mayor factor de impacto en Reproducción.

Estudio de referencia:

Ovarian Stimulation for Oocyte Donation. A systematic review and meta-analysis 
Francisca Martinez , Annalisa Racca, Ignacio Rodríguez , Nikolaos P Polyzos
Hum Reprod Update 2021 Mar 20;dmab008. doi: 10.1093/humupd/dmab008.

La suplementación de progesterona mejora los resultados reproductivos en CT en pacientes con un nivel bajo de esta hormona

El nivel de progesterona óptimo para la realización de la criotransferencia (CT) sigue siendo objeto de debate. El nivel de P de 10 ng/mL producido por el cuerpo lúteo en un ciclo natural suele ser un valor de referencia bastante habitual. Estudios realizados en CT bajo ciclo artificial (utilizando tanto ovocitos propios como de donante, o incluso con embriones euploides) han encontrado peores tasas de embarazo evolutivo o de nacido vivo, así como mayores tasas de aborto, cuando los niveles de progesterona eran bajos en el entorno de la CT. Este hecho es un dato significativo si tenemos en cuenta que, aproximadamente, una tercera parte de las pacientes que realizan una CT en ciclo artificial pueden encontrarse en dicha situación.

Por este motivo, un grupo de investigadores de Dexeus Mujer, liderados por el Dr. Manuel Álvarez, realizó un estudio prospectivo sobre un total de 574 ciclos (453 pacientes). El objetivo era comprobar si la administración suplementaria diaria por vía subcutánea de inyecciones de progesterona en pacientes que presentaban un nivel bajo de progesterona sérica, iniciando el tratamiento el día previo a la CT, y como complemento al tratamiento vaginal con P micronizada realizado hasta ese momento (200mg/8 horas), podría dar lugar a una mejora en los resultados reproductivos, de manera que estos fueran similares a los de las pacientes que presentaban un nivel de progesterona considerado normal, de P >10.6 ng/mL .

Del total, 342 eran ciclos en los que las pacientes presentaban niveles adecuados de progesterona el día previo a la CT, y 226 eran ciclos en los que se habían registrado niveles bajos de P el día previo a la CT, pero que fueron compensados con la suplementación de 25 mg de progesterona por vía subdérmica. En todos los casos la transferencia fue de embriones euploides. Los resultados del estudio, publicado recientemente en la revista Human Reproduction, revelaron que el 98.2% de las pacientes alcanzaron valores de P >10.6 ng/mL el día de la CT, y la tasa de nacimientos fue equiparable en ambos grupos: alcanzó el 49.1% en los casos en los que el nivel de P era normal vs 52.3% en los ciclos en los que se administró la suplementación.

Individualised luteal phase support in artificially prepared frozen embryo transfer cycles based on serum progesterone levels: a prospective cohort study
M.Alvarez, Sofía Gaggiotti-Marre, Francisca Martínez, Lluc Coll, Sandra García, I.González-Foruria, Ignacio Rodríguez, Mónica Parriego, Nikolaos P. Polyzos, and Buenaventura Coroleu
Hum Reprod. 2021 Mar 4; deab031. doi: 10.1093/humrep/deab031

La ESHRE ofrece recomendaciones sobre la indicación de la vacuna COVID-19 en TRA

El grupo de trabajo COVID-19 de la Sociedad Europea de Reproducción Humana y Embriología (European Society of Human Reproduction and Embriology, ESHRE), que coordina la Dra. Anna Veiga, directora de I+D del Área de Biología del Servicio de Medicina de Reproducción de Dexeus Mujer, acaba de publicar unas directrices para ampliar la información sobre la indicación de la vacuna de la COVID 19 en relación a pacientes que realicen tratamientos de reproducción asistida (TRA).

¿Hay que vacunarse antes de iniciar el tratamiento? Según los expertos, en los estudios realizados en animales no se ha observado que la vacuna tenga ningún efecto perjudicial durante el embarazo. Sin embargo, los datos disponibles son limitados, por ello, la ESHRE no puede ofrecer una recomendación sobre si los pacientes de reproducción asistida deben vacunarse antes de iniciar el tratamiento. En mujeres con problemas de salud o condicionantes que aumenten el riesgo de sufrir complicaciones en el embarazo o trastornos graves en el caso de contraer la COVID 19, se debería considerar la indicación de vacunarse antes de intentar concebir. Asimismo, la ESHRE aconseja no limitar el acceso a TRA a la población que resida en zonas donde la vacunación no esté disponible o que decida no vacunarse.

En el caso de pacientes o parejas que se hayan vacunado, en principio se considera prudente postponer al menos varios días el inicio del tratamiento –recogida de la muestra de semen, estimulación ovárica y transferencia embrionaria– hasta haber completado la vacunación (es decir, tras la segunda dosis, en el caso de que sea necesaria) para dar tiempo a que se asiente la respuesta inmunitaria. Como no se dispone de información concluyente sobre el efecto de la vacuna en los óvulos, el esperma, la implantación del embrión y las primeras etapas del embarazo, la ESHRE considera que se podría plantear una aproximación más cauta (postponer el inicio del tratamiento hasta 2 meses).

En cuanto a las mujeres embarazadas, las vacunas actualmente disponibles en Europa cuentan con la aprobación de la Agencia Europea del Medicamento, pero no se dispone de información suficiente sobre sus efectos a largo plazo durante el embarazo y la lactancia, por lo que la indicación de la vacuna debe ser valorada de forma individual por un profesional sanitario considerando los posibles riesgos y los beneficios. La ESHRE considera que las mujeres embarazadas deben ser informadas sobre esta falta de información sin que ello suponga que queden excluidas de los programas de vacunación.

En relación al personal asistencial de los centros de reproducción asistida, se considera que debería constar entre los grupos de población prioritarios en recibir la vacuna para su protección y para reducir el riesgo de contagio, basándose en riesgo y beneficio individuales.

Más información: Statements Assisted reproduction and COVID-19

© 2021 Blog Campus

Theme by Anders NorenUp ↑