Si lo has probado todo para quedarte embarazada: del yoga a la acupuntura, “hacerlo” en días alternos, tomar una cucharadita de germen de trigo cada mañana y eres de las que levanta las piernas tras cada relación para que no se escape ni un espermatozoide … ¡Date un respiro! Según los expertos, lo mejor es no obsesionarse con el tema y no hacer caso de todo lo que se oye por ahí: ni los 40 de ahora son los 30 de antes, ni los remedios naturales son la panacea, ni el hecho de haber sido madre anteriormente garantiza el éxito en segundos intentos. Ni siquiera el viajecito en pareja para romper la rutina es infalible: eso de “se van dos y vienen tres…”

Entonces, ¿hay algún modo de potenciar la fertilidad? Te preguntarás. Pues, aunque te parezca de lo más obvio, un buen consejo es mimarse más, es decir: cuidar más la alimentación, dormir las horas que necesitamos, evitar el estrés, hacer cosas que nos relajen y darse algún que otro capricho: un tratamiento de spa o una cena sorpresa en un lugar especial…No suena nada mal ¿eh?

En este post te contamos qué es verdad y qué es mentira de todo lo que se dice que ayuda o no ayuda a potenciar la fertilidad, para que empieces el año con las ideas claras.

 

Espaciar el sexo mejora la calidad del esperma: VERDADERO, pero…
La calidad del semen se optimiza cuanto más se eyacula, pero el volumen y la calidad tardan un tiempo en recuperarse, por lo que la mayoría de los especialistas aconsejan tener relaciones frecuentes pero no necesariamente a diario. Lo mejor es calcular la semana en que va a producirse la ovulación y esos días hacerlo con mayor frecuencia y en días alternos.

Tras la píldora hay que descansar unos meses antes de “ponerse”: FALSO
No es necesario, la píldora no afecta a la fertilidad. En cuanto finaliza la administración oral de hormonas, el sistema reproductivo vuelve a funcionar de forma natural, por lo que puedes empezar desde el primer momento.

Hay posturas mejores que otras: FALSO
Lo que cuenta es no sentirse presionado, estar dispuesto a disfrutar sin pensar en objetivos y adoptar la postura que os resulte más cómoda a ambos, para que el sexo resulte satisfactorio y, sobre todo, no se convierta en un acto obligado o mecánico.

Medir la temperatura basal es útil para conocer los días fértiles. VERDADERO, pero…
Requiere paciencia y resulta poco práctico, ya que solo se puede saber si se ha producido la ovulación a posteriori y es un método que exige constancia y precisión: hay que tomarse la temperatura cada mañana al levantarse, a la misma hora y preferiblemente con el mismo termómetro. El inconveniente de este método, muy utilizado hace 40 años, es que solo da una orientación. Hay que considerar que si una mujer tiene ciclos regulares de 26 a 30 días la ovulación se producirá entre los días 11 al 17 del ciclo. Por todo ello NO se debe utilizar la temperatura basal como método para conocer los días fértiles.

El orgasmo femenino facilita el embarazo. FALSO, pero…
No hay una relación científica entre orgasmo y fertilidad, pero siempre hay que disfrutar cuando tenemos relaciones sexuales.

Tomar suplementos de zinc y antioxidantes aumentan la fertilidad: FALSO
No aumentan la fertilidad aunque los antioxidantes sí protegen a las células (y por tanto también a las células sexuales) del daño que pueden provocar los radicales libres. En cuanto al zinc, contribuye a la división celular. Pero no es necesario tomar suplementos. Una alimentación saludable y rica en frutas y vegetales aporta antioxidantes, y el zinc está presente en el germen de trigo, la carne magra de ternera, los huevos, el sésamo…y ¡en el chocolate! Evidentemente si buscamos el embarazo recomendaremos suplementación con Ac Folico para evitar problemas de desarrollo en el tubo neural del bebe.

El legrado reduce las posibilidades de volver a quedarte. FALSO, pero…
Dice el dicho popular: “mujer legrada, mujer preñada”. Pero evidentemente un legrado mal practicado puede influir en la posibilidad de implantación de un embrión, ya que puede afectar a la receptividad del útero.

Levantar las piernas tras tener relaciones ayuda a retener el semen. FALSO
Los espermatozoides empiezan a ascender por el cuello del útero en cuestión de segundos, por lo que no tiene sentido levantar las piernas para asegurar que el esperma quede retenido en la vagina. No hay ninguna posición postcoital que favorezca la gestación.

Se debe esperar al menos un año antes de consultar a un especialista. VERDADERO, pero…
solo si tienes menos de 35 años. Si tienes más de 35, el plazo recomendado de prueba es de seis meses. Si pasado ese tiempo no lo consigues, es aconsejable visitar a un especialista para descartar posibles problemas. Aunque si estas agobiada o habéis tenido algún problema medico ginecológico o andrológico acude cuanto antes a un especialista él te indicará el momento mejor para iniciar el estudio.

Hay que evitar llevar ropa ajustada: VERDADERO
¿Creías que era una leyenda urbana? Pues no. La ropa ajustada provoca un efecto de calentamiento que, si afecta a los testículos, puede alterar la calidad del semen. De hecho existen estudios que demuestran que los hombres que, por motivos laborales, están expuestos a temperaturas más elevadas (como hornos) pueden tener problemas para concebir.

La contaminación afecta a la fertilidad. VERDADERO
Algunos compuestos químicos presentes en el aire, el agua e incluso los alimentos, como los disruptores endocrinos, pueden alterar el equilibrio hormonal y afectar a la fertilidad.

Hacer ejercicio puede ayudar. VERDADERO
Contribuye a la oxigenación celular, estimula la circulación de la sangre, reduce el estrés y la ansiedad, favorece el descanso reparador y mejora nuestro estado físico y anímico. Pero hay que practicarlo de forma moderada y sin que provoque cansancio o estrés. El deporte intensivo está contraindicado.

Bueno, y ahora que estás bien informada, recuerda que lo más importante es cuidarse y no obsesionarse con el tema, así que aprovecha para mimarte más. No es un mal plan para empezar el año, ¿verdad?

¡Feliz 2018!