Se ha hablado mucho de cómo el coronavirus SARS-CoV-2 ha afectado a la economía y a nuestra vida social, pero muy poco de su impacto en las relaciones afectivas y sexuales. Darse un abrazo, besar o simplemente tocar o estar cerca de otras personas conlleva riesgos, porque el virus se transmite a través de microgotas que se exhalan al toser, hablar o estornudar, y hay personas que pueden estar infectadas sin tener síntomas. Así que ahora que hemos entrado en la llamada nueva normalidad, la pregunta es: si no tengo pareja estable, ¿hay que evitar el contacto personal a toda costa y, evidentemente, las relaciones sexuales?

Responder a esta pregunta es muy difícil, porque, a menudo, las relaciones personales implican proximidad, y las íntimas contacto físico, y evidentemente, abstenerse no es lo normal ni entra en los planes de muchas personas. Pero, en todo caso, se aconseja ser prudente y evitar ciertas prácticas, como el sexo oral y las relaciones esporádicas o con personas que no conocemos. Y no es porque el virus esté presente en el esperma o en las mucosas de la vagina, lo que se considera poco probable, sino porque se puede contagiar a través de la saliva y la proximidad física si las microgotas de una persona infectada entran en contacto con las mucosas de nuestra nariz, boca o los ojos.

¿Qué opciones tenemos entonces? Pues si se trata de una nueva relación, hay quien aconseja recurrir a la imaginación y mantener “sexo a distancia” o sexting, acrónimo de los términos «sex» (sexo) y «texting» (envío de mensajes de texto) a través de plataformas online, para provocar la excitación del otro o alcanzar el orgasmo mutuo mediante el envío de mensajes e imágenes que lo faciliten. Esta práctica no es recomendable a no ser que se trate de una relación de mucha confianza, y aun así, siempre existe el riesgo de que el contenido pueda ser reenviado o difundido por las redes sin consentimiento, por lo que es preferible que no incluya imágenes personales ni grabaciones de audio que puedan resultar comprometidas.

Si tienes pareja estable y convives con ella, en principio no es necesario evitar el contacto y las relaciones, claro, a no ser que alguno de los dos se haya expuesto a alguna situación de riesgo, en que conviene mantener el distanciamiento físico entre 10 y 14 días. Y si presenta síntomas, esperar a que mejore y supere la enfermedad. De todos modos, como sabemos que hay muchas dudas sobre este tema, la Dra. Stefanie Redón, ginecóloga y sexóloga de nuestro centro, responde a algunas preguntas que, aunque no siempre se hacen, mucha gente se plantea.

¿Es un riesgo besar a alguien aunque esté asintomático? Sí, claro. El riesgo cero no existe. De todos modos, si se trata de una persona de tu entorno próximo que, en principio, no se ha expuesto a riesgos, y no ha tenido síntomas, el riesgo siempre será menor que si no tienes ninguna información de ella o de su entorno. Pero para prevenir el contagio, es evidente que lo mejor es no hacerlo.

¿El uso del preservativo protege del coronavirus también en relaciones esporádicas? No. Protege de las infecciones de transmisión sexual, pero no del nuevo coronavirus. El SARS CoV-2 afecta a las vías respiratorias y se transmite por el contacto directo si está presente en las microgotas que una persona exhala o si tocamos superficies infectadas y después nos tocamos la boca o frotamos la nariz o los ojos sin habernos lavado con agua y jabón o haberlas desinfectado previamente.

¿El sexo oral con preservativo se puede practicar? No es aconsejable en relaciones esporádicas, ya que implica un contacto muy próximo con la otra persona. Si se lleva a cabo, deben extremarse las precauciones de higiene, tanto antes como después. Y lo que hay que evitar sobre todo es el sexo anal y oroanal, ya que se ha demostrado que el virus está presente en las heces.

Si mi pareja ha tenido síntomas, aunque leves, ¿es un riesgo mantener relaciones sexuales?, ¿cuánto tiempo debemos esperar? Conviene esperar primero a que supere la infección, y después, para más seguridad, que se haga la prueba, y seguir los consejos indicados por los Servicios de atención primaria o de salud oficiales.

Si fui yo quien tuve síntomas, ¿debo abstenerme de besar a alguien o de tener relaciones con mi pareja? Sí. Al menos debes esperar unos 40 días y después, si es posible, hazte la prueba.

Si tengo anticuerpos positivos, ¿ya no puedo transmitir la enfermedad? No se sabe con certeza, ya que se trata de una enfermedad nueva, por lo que no se dispone de datos fiables al 100%. En principio, se cree que las personas que han superado la infección ya no contagian ni son susceptibles de reinfección a corto plazo (como ocurre con la gripe común). Pero eso no significa que puedan volver a contagiarse o a contagiar a otras personas si tienen una recaída.

Si he besado o mantenido relaciones con alguien y después esa persona ha tenido síntomas, ¿debo hacerme la prueba? Sí, además de confirmar o descartar la infección, hará que te sientas más tranquila. Pregunta a tu doctor de cabecera o en el centro de atención médica que te corresponda por zona de residencia dónde y cómo puedes solicitarla.

Si tengo pareja estable y nunca usaba preservativo, ¿ahora es recomendable?
Su uso solo protege contra infecciones de transmisión sexual (ITS), no contra el nuevo coronavirus, por lo que no es necesario si ninguno de vosotros dos tiene una ITS y no mantiene relaciones con otras personas, y, evidentemente, utilizáis otro método anticonceptivo.

Esperamos haber resuelto tus dudas, si aún así te queda alguna, déjanos un comentario.