Pedir hora

Pide hora

93 227 47 27

O rellena este formulario
y te llamaremos lo antes posible

*Campos obligatorios
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que eres una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes de spam.
Image CAPTCHA
Escribe el código que ves en la imagen

Se encuentra usted aquí

Unidad de Ginecología regenerativa, funcional y estética

Introducción

La ginecología regenerativa y estética es una nueva subespecialidad de la ginecología que consiste en aplicar diversos tratamientos médicos y quirúrgicos para restablecer el aspecto físico y la funcionalidad de la vagina, la zona vulvar y el suelo pélvico.

El paso de los años, el embarazo y el parto, la menopausia, el tratamiento de algunos procesos cancerosos o la práctica de deportes de forma intensiva son algunas de las causas que, más frecuentemente, pueden provocar alteraciones físicas y funcionales en esas áreas.

Prestarles atención es importante, ya que algunas de estas alteraciones pueden ocasionar problemas que disminuyen nuestra calidad de vida, como incontinencia urinaria, sequedad o laxitud vaginal y disfunciones sexuales, como el coito doloroso.

Unidad de Ginecología regenerativa, funcional y estética

Tratamientos

Para solucionar estos problemas, existen diversos tratamientos innovadores que favorecen la reparación y la regeneración de los tejidos y pueden ayudar a mejorar el tono muscular, la sensibilidad, el aspecto y la funcionalidad de la zona genital. Estos tratamientos también se pueden utilizar para mejorar cicatrices derivadas de la práctica de una episiotomía o cesárea que provocan dolor o, simplemente, por motivos estéticos, para mejorar el aspecto físico de estas zonas íntimas.

En qué casos se aconsejan

  • Pacientes que han tenido un parto reciente y notan que sus relaciones sexuales son menos placenteras que antes, por dolor, debido a alguna cicatriz, o aumento del calibre de la vagina.
  • Pacientes jóvenes, que presentan pérdidas de orina ante esfuerzos como estornudar, toser, hacer deporte o correr.
  • Mujeres que notan sequedad vaginal o dolor en las relaciones sexuales por falta de lubricación ya sea después del parto, por la toma de anticonceptivos, por enfermedades pasadas o consecuencia de tratamientos, o por la edad.
  • Mujeres que sufren pérdidas de orina de intensidad leve o moderada.

Menú principal

Idiomas