Guía práctica para escoger centro y tratamiento

Recurrir a una donación de óvulos es un paso necesario y cada vez más frecuente en muchos tratamientos de reproducción asistida, ya que con la edad disminuye la reserva de óvulos en nuestros ovarios, así como la calidad de los mismos. Pero si te lo han aconsejado, es posible que la noticia te pille por sorpresa, y no sepas muy bien qué preguntar. La mayoría pensamos que lo más importante es encontrar a la donante idónea, pero hay otros factores que cuentan, y eso solo lo puede valorar un equipo experimentado. En este post te contamos qué aspectos son clave y qué debes tener en cuenta a la hora de escoger el centro e iniciar un tratamiento de ovodonación.

La experiencia del centro cuenta, y mucho, porque al haber tratado muchos casos, y entre ellos muchos complejos, tiene una visión mucho más amplia y una mayor casuística de resultados, por lo que puede prever más fácilmente posibles problemas y saber cómo reaccionar si los resultados no son los esperados, así como aconsejarte la mejor opción de tratamiento para ti. Nuestro centro fue pionero en la introducción de este tratamiento en nuestro país.

Consulta opciones y compara. A veces pensamos que algunos centros ofrecen tratamientos mucho más caros que otros solo porque tienen más renombre, o que por ser más grandes nos van a dar un trato menos personalizado. Pero es importante informarse bien, comparar y contrastar las opciones que ofrecen, porque, en general, los precios no son muy distintos. Lo que más importa es que el tratamiento se adapte a tus necesidades y tanto el centro como los profesionales te inspiren confianza. Así que vale la pena invertir un tiempo en consultar opciones, pedir visita y valorar las posibilidades antes de decidir.

Transparencia informativa. No tengas ningún reparo en pedir información de forma abierta sobre cuál es la tasa de éxito de las diferentes opciones de tratamiento. Este concepto indica las probabilidades de lograr un embarazo por transferencia de un embrión de 5 o 6 días de desarrollo, en que ya se encuentra en condiciones de implantarse en el útero. Hay un concepto que técnicamente los profesionales llaman “tasa acumulada” o “acumulativa” que suma las posibilidades de lograr un embarazo si se realiza más de un intento de transferencia embrionaria. Es muy importante que el centro te ofrezca datos concretos y claros sobre este punto, y que te indique también cuál es la tasa de abortos, para que te hagas una idea del éxito real de la técnica.

Cómo escoger el mejor tratamiento. Aunque la donante es una pieza clave, es posible que no responda bien al tratamiento de estimulación ovárica o que surjan otros problemas durante el proceso de fecundación y/o la evolución del embrión que retrasen o dificulten la consecución de un embarazo. Por ello, además de los pros y contras y el coste de las diferentes opciones, hay que valorar las circunstancias personales y el tiempo de que disponemos o que nos damos de margen para conseguir el embarazo. En nuestro centro ofrecemos un tratamiento de ovodonación que garantiza la transferencia de un embrión de buena calidad independientemente del número de ovocitos que se obtengan de la donante. Este tratamiento agiliza todo el proceso, y la paciente no tiene que preocuparse de otros pasos intermedios, como que no falle la sincronización paciente-donante, que la donante se descarte por mala respuesta o que no se obtenga un número correcto de ovocitos para inseminar. Se trata de una opción especialmente indicada, por ejemplo, en mujeres con pareja masculina en las que el semen tiene la calidad suficiente para fecundar el óvulo, o que, por edad avanzada u otras circunstancias, no puedan esperar mucho a iniciar una gestación. De acuerdo con nuestras estadísticas, la posibilidad de lograr un embarazo en el primer intento con este tratamiento supera el 64%. Y, por si falla el primer intento, ofrecemos otra opción de tratamiento que incluye la posibilidad de realizar una segunda transferencia a la paciente de un embrión de calidad, bien sea con embriones congelados – si le han quedado -, o seleccionando a una nueva donante para obtener un nuevo embrión de calidad óptima. Esta opción ofrece una tasa de gestación acumulada de un 83%.

Atención personalizada y que puedas escoger a tu médico. Es fundamental para establecer una relación de confianza.

¿Ofrece tratamiento conjunto de la pareja? Si tu pareja es masculina, pregunta si el centro realiza estudios de pareja de forma conjunta y si cuenta con profesionales especializados en sexualidad y patologías que afectan a la función de reproducción masculina. En Dexeus Mujer contamos con una Unidad específica de salud sexual masculina (la Unidad de Salud del Varón) que trabaja de forma coordinada con el Servicio de Medicina de la Reproducción, y realizamos test y chequeos de fertilidad de forma conjunta a las parejas que lo desean, lo que agiliza también la elección del tratamiento.

¿Cuenta con laboratorios propios? El hecho de que el centro disponga de laboratorios propios de Fecundación in vitro, Diagnóstico Genético Preimplantacional (DGP), Andrología y Criopreservación, centraliza y agiliza mucho la obtención de resultados. Además, permite que los profesionales: de distintos ámbitos – ginecólogos, andrólogos, especialistas en reproducción y embriólogos – trabajen en equipo de forma coordinada, algo que es habitual en Dexeus Mujer.

¿Cómo se selecciona a las donantes? En nuestro centro se hace un estudio muy completo para confirmar su buen estado de salud, que incluye: evaluación psicológica, analítica hormonal y ecografía, revisión ginecológica (exploración física, revisión de antecedentes médicos personales y familiares, citología y test de clamidia) y un electrocardiograma. También se realiza una analítica completa, que incluye hemograma, pruebas serológicas (que permiten detectar la presencia de HIV, hepatitis B y C y sífilis) y un estudio cromosómico para comprobar que no existe ningún problema en el cariotipo que pueda tener algún efecto negativo sobre la fertilidad o la descendencia. Además, les hacemos el test qCarrier, para prevenir la transmisión de enfermedades genéticas recesivas que son hereditarias (fibrosis quística, síndrome X-Frágil, atrofia muscular espinal, etc.).

¿Ofrecen asesoramiento genético? Es importante que el centro cuente con especialistas en genética que ofrezcan asesoramiento para evitar la transmisión de enfermedades hereditarias al futuro bebé. En nuestro centro realizamos un test específico, tanto a las parejas como a las donantes, que permite reducir el riesgo de transmisión de enfermedades hereditarias recesivas y elegir a la donante idónea.

¿Me arriesgo a probar suerte o escojo un tratamiento que ofrezca más de un intento? No es cuestión de arriesgarse sino de informarse bien. Casi todos los centros ofrecen las dos opciones, pero hay que valorar las posibilidades de éxito que tienen y las circunstancias personales o de la pareja antes de elegir.

Lee “la letra pequeña” de las promociones. Las promociones suelen ser muy tentadoras, pero hay que “leer entre líneas”, y consultar a un profesional. Así que, como comentábamos en el punto anterior, pide información abiertamente de las promociones que te interesen. En nuestro centro actualmente ofrecemos una primera visita informativa gratuita precisamente para que puedas informarte.

¿Cómo se realiza el seguimiento? Es importante preguntar cómo funciona el circuito de seguimiento durante el tratamiento. Si puedes consultar tus dudas al médico y cómo, si existe un servicio de atención a la paciente que se ocupe de ello, cómo recibirás la información, etc. En función de cómo respondan se puede intuir si está bien organizado y si se adapta a lo que tú esperas.

Ventajas adicionales por fidelidad: Pregunta si el centro ofrece ventajas adicionales por ser paciente o por haber realizado otros tratamientos. La mayoría los ofrecen, pero no todos son igual de ventajosos. Vale la pena informarse antes.