Probablemente has escogido el que te queda más cerca de casa por si te toca “correr”, o ni te planteas que puedas elegir, porque crees que solo puedes dar a luz en el que te corresponde por tu zona de residencia. Sin embargo, aunque lo hagas a través de la seguridad social, es posible solicitar un cambio de centro, si hay disponibilidad.

Muchas mujeres optan por un hospital público porque creen que en los privados los partos están más “medicalizados” -cuando no es así-  o eligen un centro privado por las comodidades y después se decepcionan porque no ha cumplido sus expectativas en cuanto a la vivencia de la experiencia. Así que hay que pensarlo bien.

Lo más importante es que el centro pueda ofrecerte lo que consideras esencial, ya que la manera en la que cada mujer desea vivir su parto puede ser muy distinta. Por ello, es importante que te informes bien. En este post te apuntamos algunas preguntas clave que debes hacer antes de elegir y que te ayudarán a decidir.

  1. ¿Ofrece visitas guiadas? Es fundamental para conocer las instalaciones y el circuito que se sigue a nivel interno. En algunos se ofrecen también tours virtuales, que permiten ver cómo son las salas de parto y los quirófanos. Lo mejor es hacer la visita in situ y personalmente, si es posible, y preguntar las dudas que te surjan; además, ayuda a familiarizarse con el hospital, el personal y el ambiente, conocer los accesos y los pasos que tendrás que seguir, lo que hará que te sientas más relajada y más tranquila cuando llegue el día. La mayoría de los partos se hacen en la misma sala, también los naturales. Solo en el caso de que surja una complicación urgente o sea necesario realizar una cesárea te pasan a quirófano.
  2. ¿Apoya el parto respetado? Existe un documento oficial denominado “Plan de parto” en el que puedes especificar qué tipo de parto deseas. Es cierto que en caso de riesgo para la salud de la madre o el futuro bebé siempre prevalece el criterio médico, pero es importante que el hospital respete los deseos de la madre y facilite ese documento.
  3. ¿Quién me atenderá cuando llegue? Te atenderá el equipo médico que esté de guardia. En nuestro centro, la ventaja si eres paciente es que el equipo de guardia forma parte del propio equipo médico, por tanto sigue los mismos protocolos médicos y tiene acceso a toda la información de la evolución de tu embarazo y tu historial clínico, lo que facilita y agiliza cualquier decisión en el caso de que surja alguna complicación.
  4. ¿Cuál es el rol de la comadrona/comadrón? Es muy importante que averigües si el hospital cuenta con un equipo especializado de comadronas y comadrones que ofrezcan un acompañamiento continuado y asistencia a partos, especialmente si deseas tener un parto natural, y también conocer su nivel de autonomía y cuál es el ratio de comadronas de que dispone, para saber si es habitual ese servicio y vas a contar con más o menos personal de apoyo en esos momentos.
  5. ¿Estaré acompañada en todo momento desde el ingreso y podrá asistir al parto un acompañante? La respuesta debe ser sí, y también que permitan acceder a la persona que tú elijas, aunque sea una cesárea, a no ser que exista una complicación grave.
  6. ¿Podré moverme con libertad y elegir la postura que desee durante la dilatación? Si tu parto transcurre con normalidad y has expresado tu deseo de forma explícita o a través del Plan de parto, tienes libertad para moverte, aunque debes guiarte por los consejos de la comadrona o el comadrón para evitar riesgos. En algunos centros disponen de bañera para dilatar en el agua. Puedes consultar esa opción, y también aplican un tipo de anestesia más reducida denominada walking –epidural, que permite disminuir el dolor sin perder la movilidad de las piernas.
  7. ¿Me explicarán las intervenciones que me vayan a hacer? La Ley de Autonomía del Paciente contempla que el personal sanitario debe dar a conocer y contar con el consentimiento expreso, verbal o escrito, para cualquier intervención: un tacto vaginal, una vía o una cesárea…
  8. ¿Qué porcentaje de partos naturales y de episiotomías y cesáreas realiza? No siempre consta ese dato explícitamente en la memoria, pero puedes comprobarlo o preguntarlo directamente. La OMS recomienda que el índice de cesáreas no supere 16%, y las episiotomías no superen el 15-20%. Pero es un dato relativo en función del perfil de la paciente, ya que esa cifra es un porcentaje sobre un cálculo global y mundial. Pero la edad a la que las mujeres son madres en África o en Sudamérica no tiene nada que ver con la edad en la que lo son en los países desarrollados, y especialmente en España, donde la maternidad cada vez se retrasa más. A más edad aumentan las complicaciones y los riesgos y, por ello, en los centros y países en los que las mujeres dan a luz a una edad avanzada el porcentaje de cesáreas suele ser más alto y fácilmente supera ese 16%, tanto en los centros privados como en los públicos.
  9. ¿Dispone de personal experto en partos de alto riesgo e infraestructuras de apoyo para bebés prematuros? Es muy importante para estar tranquila, sobre todo en el caso de embarazos múltiples y mujeres de edad avanzada que tienen enfermedades crónicas, o han tenido problemas en partos previos, como preeclampsia. También es fundamental saber si el centro cuenta con una Unidad de Cuidados Intensivos, tanto materna como neonatal, y personal especializado para atender a bebés prematuros. Asimismo, es importante consultar si el hospital cuenta con un servicio de atención de urgencias 24 h.
  10. ¿Ofrece “piel con piel” y permite tener al bebé las 24 h en la habitación? La mayoría de los hospitales, por no decir que prácticamente todos, son hospitales “Amigos de los Niños”, un distintivo promovido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) que indica que ofrecen el contacto piel con piel entre madres y padres e hijos, así como la permanencia del bebé en la habitación materna las 24h para facilitar la lactancia materna y el vínculo entre la madre y el bebé. Esta iniciativa se conoce a nivel internacional como Humanización de la Asistencia al Nacimiento y la Lactancia (IHAN).
  11. ¿Es un centro pro-lactancia materna? Es importante saber si el hospital cuenta con personal de apoyo para la lactancia, para potenciarla y ofrecer asesoramiento en caso de que surja algún problema. Comprueba si ofrecen información explícita o existe un grupo especializado de apoyo.

Y recuerda que, si deseas tener un parto natural, en Dexeus Mujer tenemos una Unidad de parto natural para que puedas vivir la experiencia de una forma más proactiva y respetando al máximo su desarrollo. Porque tu parto, es tu decisión.