Para la mujer de hoy, precios de antes

Para la mujer de hoy, precios de antes

En Dexeus Mujer nos esforzamos día a día por ofrecerte un servicio integral durante todas las etapas de tu vida.

Por esta razón, y porque consideramos fundamental mantener un correcto control ginecológico para prevenir cualquier problema a tiempo, hemos creado un nuevo servicio de Visitas Ginecológicas a un precio que se adapta exclusivamente a tus necesidades, con unos horarios determinados y un cuadro médico limitado.

AHORA, TU VISITA GINECOLÓGICA POR SÓLO 59 € (1) O POR 39 € (1) SI ERES MENOR DE 25 AÑOS

Sea lo que sea lo que te preocupa, unos picores, un bulto, problemas con la regla o tu revisión anual, en Dexeus Mujer te atendemos cuando nos necesitas.

  • En un centro de referencia internacional.
  • Especializado en salud de la mujer.
  • Con la última tecnología en pruebas diagnósticas.
  • Donde sólo pagas por lo que realmente necesitas.

Llámanos y te daremos hora lo antes posible dentro de nuestro horario programado para este tipo de visita.

Y si tu consulta no puede esperar, puedes venir al centro y te atenderemos al momento dentro de nuestro amplio horario de atención: de lunes a jueves de 8.30h a 20.00h y viernes de 11.00h a 20.00h.

(1) No incluye pruebas. Cuadro médico limitado.

NUESTRA REVISIÓN GINECOLÓGICA TAMBIÉN SE ADAPTA A TI Y A TUS NECESIDADES

En Dexeus Mujer consideramos la revisión ginecológica un procedimiento imprescindible para cuidar de tu salud, prevenir posibles tratornos ginecológicos y asesorarte ante cualquier duda o pregunta que puedas plantearte.

Por esta razón, nos esforzamos por ofrecerte el mejor servicio al mejor precio:

  • Revisión ginecológica + citología (si tienes menos de 25 años) 69 €
  • Revisión ginecológica + citología (si tienes más de 25 años) 89 €
  • Revisión ginecológica + citología + ecografía ginecológica 164 €
  • Revisión ginecológica + citología + ecografía ginecológica + mamografía 239 €
  • Revisión ginecológica + citología + ecografía ginecológica + mamografía + densitometría 314 €
  • Revisión ginecológica + citología + ecografía ginecológica + mamografía + densitrometría + ecografía mamaria 389 €

La revisión ginecológica incluye:

  • Visita con un ginecólogo.
  • Exploración general y ginecológica.
  • Exploración mamaria con instrucciones para la autoexploración.

Para seguir un correcto control ginecológico, desde Dexeus Mujer recomendamos que te realices una revisión ginecológica anualmente.

Introducción


Toda mujer debería hacerse un examen ginecológico completo anualmente:

  • Desde el momento que comienza a tener relaciones sexuales.
  • A partir de los 25 años, aunque no tenga relaciones sexuales.

La revisión ginecológica tiene una doble finalidad:

  • La prevención: detectando factores de riesgo que deban corregirse.
  • El diagnóstico precoz: evaluando el estado del aparato genital y las mamas, para comprobar su normalidad o poder detectar patologías que requieran tratamiento.

La finalidad de la revisión ginecológica es la prevención y detección precoz de alteraciones de los órganos reproductores, fundamentalmente en relación con:

  • Las enfermedades de transmisión sexual.
  • El cáncer ginecológico.
  • El cáncer de mama.

Una revisión ginecológica completa consta normalmente de:

  • Un interrogatorio clínico.
  • Una exploración física.
  • Unas pruebas auxiliares.

Interrogatorio clínico


El interrogatorio clínico, es una conversación dirigida que sirve para conocer los antecedentes y estado actual de la mujer.


Los puntos que se tratan en este interrogatorio son:

Antecedentes personales:

  • Enfermedades padecidas.
  • Intervenciones.
  • Alergia a algún medicamento.
  • Hábitos tóxicos.

Antecedentes familiares:

  • Antecedentes familiares directos de ambos miembros de la pareja.

Historia menstrual:

  • Edad de aparición de la primera regla o menarquia.
  • Características de la misma: frecuencia, duración, cantidad.
  • Fecha de la última regla.

Antecedentes obstétricos:

  • Número de gestaciones y su curso.
  • Tipo de lactancia y duración de la misma.
  • Abortos espontáneos o provocados.

Aspectos sexuales:

  • Edad de las primeras relaciones sexuales.
  • Frecuencia con que éstas se efectúan.
  • Carácter de la libido.
  • Existencia o no de orgasmo.
  • Método anticonceptivo.
  • Estabilidad de la pareja actual.

Exploración física


Tras el interrogatorio clínico se efectúa una exploración física, que consta de un primer reconocimiento general y una exploración del aparato genital y las mamas.


En concreto las exploraciones que se pueden realizar son:

La exploración abdominal:

  • Consiste en la inspección, la palpación, la percusión, la auscultación y la mensuración del abdomen.

La inspección de los genitales externos en la que se examinan:

  • La distribución y cantidad de vello pubiano.
  • Los labios mayores y menores.
  • Las características del clítoris.
  • Las características de la desembocadura del meato uretral.
  • Las características del himen.

La inspección de la vagina y el cuello uterino:

  • Para visualizar la vagina y la parte externa del cuello uterino es preciso contar con algún instrumento que pueda introducirse en el conducto vaginal para mantener separadas sus paredes. Por ejemplo, un espéculo, aparato formado por dos valvas articuladas que pueden separarse accionando sobre el mango.

Tacto vaginal y abdominal combinado:

  • Consiste en la palpación de las paredes vaginales y el cuello uterino mediante la introducción de los dedos índice y medio en la vagina, previamente protegidos con un guante y facilitada por el empleo de lubricantes. No requiere ninguna preparación ni provoca dolor, aunque si genera alguna molestia, en mujeres vírgenes o con introito vulvar muy estrecho, en estos casos puede introducirse un solo dedo. Para obtener más información, el tacto vaginal se completa con una palpación abdominal simultánea, con la otra mano, para delimitar el útero y los ovarios o posibles masas ginecológicas.

Tacto rectal y abdominal combinado:

  • Consiste en introducir en el recto el dedo índice, lubrificado con vaselina, mientras con la otra mano se palpa el abdomen. Esta exploración está especialmente indicada en mujeres vírgenes o en circunstancias en que no es posible la introducción digital a través del introito vulvar.

Exploración mamaria:

  • Palpación de las mamas para determinar sus características y detectar cualquier anormalidad. La exploración se complementa con un tacto de las áreas ganglionares de la axila y la zona clavicular, así como una expresión de los pezones para comprobar si existe algún tipo de derrame.

Pruebas auxiliares


Las pruebas auxiliares rutinarias son la colposcopia y la toma de material para el estudio citológico o para un examen en fresco.


Pruebas auxiliares rutinarias:

Colposcopia:

  • Consiste en la observación directa y amplificada de todo el tracto genital inferior (cuello, vagina y vulva). Para la exploración se utiliza un aparato llamado colposcopio, que es un sistema óptico con un foco luminoso que proporciona aumentos y permite examinar el cuello del útero con mucha precisión.

Citología:

  • Durante la inspección de las paredes, fondo vaginal y del cuello uterino, se procede a la recogida del material necesario para el estudio citológico cervicovaginal. 

Examen en fresco:

  • También se puede realizar  un examen microscópico directo, en fresco, del flujo vaginal con el fin de identificar, en el mismo momento, la presencia de microorganismos causantes de infecciones.

En ocasiones, además puede estar indicado efectuar otras exploraciones complementarias que permitan facilitar o confirmar el diagnóstico. En la actualidad se dispone de múltiples métodos de exploración, siendo los más comunes:

  • La biopsia: toma de una muestra de tejido y su estudio histológico.
  • La ecografía ginecológica.
  • La histeroscopia diagnóstica.
  • La mamografía.
  • La ecografía mamaria.
  • Las técnicas complementarias de estudio de la infertilidad o esterilidad.