Cuando la regla duele demasiado | Revista Mia
03/05/2017

miarevista.es

Es absolutamente normal tener una regla que provoque molestias. Esto recibe el nombre de dismenorrea. La mayoría son casos que duran un par de días y ceden con un analgésico suave. Este dolor se debe a la contracción de los músculos uterinos para facilitar la expulsión del tejido endometrial.

“Habitualmente es una molestia en la parte baja del vientre, a veces localizada en uno de los lados y que se irradia hacia los genitales y las piernas. Otras veces es de tipo cólico, que va y viene”, según explica la doctora Irene Vico Zúñiga, ginecóloga de la Clínica Gine Vida y experta de Doctoralia.es.

Este dolor suele comenzar escasas horas antes del inicio de la menstruación y alcanza su pico máximo en el primer día de regla, para terminar a las 48 horas. La dismenorrea es más frecuente en los primeros tres o cuatro años del comienzo del periodo hasta la tercera década de la vida.

El origen

Existen dos tipos de dismenorrea. En la llamada primaria, la regla duele sin más, no hay una enfermedad oculta y no se da ninguna alteración detrás que justifique la dolencia. En la secundaria, la menstruación es dolorosa como un síntoma de algo más, “por causa anatómica, por patología de algún órgano pélvico”, detalla la doctora Vico.

Soluciones

El dolor común de la regla es imposible de prevenir, pero sí se trata con antiinflamatorios no esteroideos (por ejemplo, ibuprofeno) y, si no es suficiente así, se pueden utilizar estrógenos y progesterona (hormonas sexuales femeninas) bajo prescripción médica, que regulan el ciclo y calman el malestar. Ante las continuas molestias, muchas mujeres recurren a remedios caseros como la aplicación local de calor, tomar valeriana o manzanilla, pero no hay evidencia científica que avale su efectividad.

Cuando el caso es grave

Sin embargo, hay mujeres para las que la menstruación es un tormento de verdad. Ocurre en el 10-15 % de las dismenorreas, según datos aportados por la doctora Vico. Para ellas, el dolor es invalidante y les impide hacer su vida normal. A veces se acompaña de otros síntomas tales como malestar generalizado, náuseas, vómitos y sensación de mareo. “Se recomienda una visita al ginecólogo para saber si hay un motivo para la dolencia".

Generalmente se realizará una exploración ginecológica y una ecografía para observar si existe algún trastorno genital”, explica Núria Parera Junyent, responsable de la Unidad de Ginecología de la Infancia y la Adolescencia de Salud de la Mujer Dexeus. En la mayoría de los casos el resultado de la exploración ginecológica y la ecografía es normal, Pero en ciertas mujeres, estas pruebas pueden revelar problemas que estaban sin diagnosticar y que serían la causa de esos dolores intensos, como pólipos, miomas o endometriosis (cuando hay presencia de tejido endometrial fuera del útero). Este dolor que en realidad es el síntoma de una enfermedad ginecológica es lo que se conoce como dismenorrea secundaria. Por eso es muy importante acudir al médico cunado se sufre, aunque muchas mujeres no lo hacen porque el dolor de la menstruación se considera algo normal.

Tratamientos

Dependiendo de lo que sea que está provocando el dolor, el especialista indicará cuál es el tratamiento adecuado. “Puede tratarse con antiinflamatorios o también tratamientos hormonales, que son muy eficaces para disminuir o hacer desaparecer la dismenorrea”, añade la doctora Parera Junyent. En casos muy severos, el médico puede llegar a pautar tratamientos para que no se tenga la regla durante un tiempo y que de este modo la mujer pueda realizar su vida normal sin interferir en sus actividades cotidianas.

Pide hora

93 227 47 27

O rellena este formulario
y te llamaremos lo antes posible

Quiero estar informada/o sobre las últimas novedades de Dexeus Mujer y recibir la newsletter:
Si necesitas más información, contacta con nuestro Servicio de atención al paciente.